Mejores alternativas para calentar el hogar en invierno


Cuando entra la temporada de frio uno de los problemas más comunes en los hogares suele ser el gasto adicional incluso en ocasiones excesivos debido a las diferentes facturas por gastos en sistemas de calefacción, desde el calentador de agua ya sea eléctrico o a gas, estufas calefactoras a gas o sistemas de calefacción eléctricos, incluso en algunos casos es necesario incorporar un sistema integral de calefacción a la casa, que generalmente permanecerá activo y consumiendo recursos la temporada de frio completa.

Existen diversas alternativas que podemos emplear para mantenernos cómodos bajo una temperatura agradable en periodos de frio sin tener que recurrir a grandes inversiones. La primera es convertir nuestro aire acondicionado en un calefactor, algunos sistemas de aire acondicionado cuentan con la función frio y caliente sin necesidad de realizar ninguna modificación, y el consumo eléctrico es exactamente el mismo, puesto que li único diferente que ocurre es una inversión de flujo en el recorrido del gas, que termina haciendo que el calor externo sea introducido a nuestro hogar, si no cuentas con un modelo moderno, basta con hablar a tu técnico en refrigeración de confianza y pedirle que le instale una válvula inversora a tu sistema de aire acondicionado y realice los ajustes necesarios.

El problema con la alternativa anterior es cuando se presentan temperaturas iguales o por debajo a cero, en este caso el sistema no funcionara ya que no existe calor alguno que transportar en el sistema más allá del que genera el compresor, lo que ocasionara que el sistema se congele y deje de enfriar. Otra alternativa que puede funcionar es el aislamiento térmico, esto es un poco más complejo y debe evaluarse desde el momento que el edificio se encuentra en construcción, ya sea que se trate de una casa de hormigón o de madera rellenar con fibra aislante térmica ayudara en gran medida.

Una opción más tradicional que muchos han dejado de lado son las chimeneas, la mayoría de hogares no cuenta con una, parecen inseguras por más de una razón, pero los materiales que sirven como combustible natural, tales como el carbón y la madera siguen siendo una opción económica, por ello puedes optar por una estufa a leña, por supuesto esta requiere de ciertas modificaciones en tu hogar. Refuerza tu casa con cortinas térmicas para las puertas y ventanas, usa puertas con núcleos térmicos estas son perfectas para mantener la temperatura interior.

En algunos casos los sistemas de calefacción basados en radiadores, calderas ya sean eléctricos o a gas, consumen grandes cantidades de energía y recursos, si no tienes más opción que depender de este tipo de sistema, lo recomendable es mantener siempre el calefactor encendido, ya que el mayor consumo de energía se produce cuando debe llevarse el ambiente de una temperatura muy baja hasta el nivel seleccionado, por ello si tu casa siempre se mantiene a una temperatura estable el consumo será mínimo en comparación a los intervalos de alto consumo que se generan cuando apagas la calefacción.

 


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Negocios que resultan más rentables hoy en día

Consideraciones que deberías plantearte antes de remodelar tu casa

Consejos para mejorar tu economía y finanzas